lunes, 23 de junio de 2014

Regalando optimismo

Botas de fútbol - obra de Ricardo Renedo.

El calor era asfixiante y aunque sudaban a chorros , ellos seguían corriendo.

—¡Ánimo, vamos a ganar! —vociferaba el entrenador a sus jugadores a punto de finalizar la contienda.

El estadio enmudeció asombrado y todos miraron el marcador. Cero a seis.

—¡Árbitro, danos un minuto más que remontamos el partido! —gritó el capitán, poniendo voz al silencio, cuando le oyó pitar la conclusión del encuentro.

Aquella tarde épica, el Alcoyano perdió el partido pero se convirtió en leyenda.