sábado, 22 de noviembre de 2014

El exterminio


Bilbao - Felix Bonales 

   El escáner de signos vitales no detecta a nadie. Aunque quizás existan más como yo escondidos en el silencio de este mundo, pero lo dudo. 

   Aquí estoy. Soy el último superviviente de una raza que finalmente ha alcanzado el objetivo perseguido durante toda su existencia: el exterminio total de su especie y de todas las que le rodean. Siempre he sabido que los humanos somos egoístas y no íbamos a permitir que pereceríamos solos, sin llevarnos a todo lo que respira por delante. Claro que se olvidaron de uno, de mí. 

   ¡Gracias congéneres! Ni siquiera los avances de la ciencia conseguirán que yo solo repueble el mundo y vuelva a resurgir el más destructivo de todos los seres. Debería estar agradecido por ello, no merecemos ni el tiempo que estuvimos sobre el planeta.

jueves, 13 de noviembre de 2014

Una nueva imagen

El espejo roto - obra de Lilian Reisenweber


Salió de la ducha. El ambiente caldeado y cargado de humedad apenas dejaba ver nada. El cuarto de baño se asemejaba a una sauna.

Se acercó al espejo y lo limpió con la toalla. Cuando se contempló dio un paso atrás asombrada. No era ella la persona que veía en el reflejo del cristal.

—No debí realizarme la última operación —le dijo a la desconocida que la miraba desde el otro lado.