lunes, 25 de noviembre de 2013

Ponernos en la piel del otro.



“Depende de en qué lugar nos encontremos  miramos   la vida de maneras distintas. Si nos mantenemos estáticos jamás sabremos que sienten los que están enfrente.  
Un cambio de sitio nos enseñará una nueva  perspectiva, que no tiene por qué ser ni mejor ni peor, solo diferente y únicamente entonces seremos capaces de respetar al contrario.”