domingo, 3 de noviembre de 2013

Aprendiendo a mirar


Nos fascina las puestas de sol a orillas de un mar inmenso, amaneceres anaranjados con olas rompiendo a nuestro pies y las grandes obras de la naturaleza, pero como veis, un pequeño charco a orillas de una carretera, también tiene su encanto. Las pequeñas cosas también están llenas de encanto.