lunes, 4 de enero de 2016

Tardes de costura.


—Catherine no había oído a Heathcliff. 

Teresa levantó el pie del pedal de la máquina de coser y sobrecogida esperó casi sin respirar.

—No le temo. ­¡Traiga la llave! ¡No comeré aquí aunque me muera de hambre!

—Acaban de escuchar el capítulo 127 de  la novela radiofónica Cumbres Borrascosas, adaptación de Sautier Casaseca. En las voces de Juana Ginzo y Fernando Dicenta. Novela patrocinada por Fundador, el coñac de siempre. De Domecq.


Con un suspiro, Teresa  volvió a la costura y a soñar con Heathcliff que la enamoraba con cada palabra.

Nunca se le ocurrió pensar que era, una mujer, Emily Brontë, la que le robaba el corazón cada tarde.